In Quirúrgico

Imagen cortesía de SPIE Publications & Kalwani et al. (2013).

En la primera parte de esta serie sobre desviación de guía de electrodos, analizamos cómo se pueden dañar las estructuras cocleares cuando un electrodo se desvía de la rampa timpánica a la rampa vestibular.Esto puede tener un efecto significativo en los resultados del paciente, inclusive la pérdida completa de la audición residual, confusión de tonos y calificaciones en la percepción del habla significativamente menores.1,2,3,4,5

La colocación en la rampa timpánica no siempre es posible para todos los pacientes, pero una colocación más uniforme tiene beneficios claros.1 Entonces, ¿cómo se puede reducir el riesgo de una desviación de la rampa timpánica a la rampa vestibular?

En esta publicación, analizaremos dos factores que están asociados con un riesgo significativamente alto de daño a las estructuras cocleares y cómo evitarlos.

Ventana redonda vs cocleostomía

Primero, observemos cómo el abordaje quirúrgico puede tener un efecto considerable. Una cocleostomía puede derivar en una mayor probabilidad de colocar los electrodos en la rampa vestibular. La técnica de la ventana redonda ha demostrado mejores pronósticos de colocar los electrodos completamente en la rampa timpánica.4,5,6

Wanna et al. (2014) hallaron que un abordaje con cocleostomía tiene como resultado la colocación de los electrodos en la rampa vestibular con una frecuencia significativamente más alta, incluso cuando se controla la dirección de la guía.4

  • Cocleostomía (n=38): 36,8% completamente en la rampa timpánica
  • Ventana redonda ampliada (n=43): 83,7% completamente en la rampa timpánica
  • Ventana redonda (n=35): 91,5% completamente en la rampa timpánica

Incluso para los cirujanos experimentados, puede haber un alto nivel de variabilidad con una cocleostomía.7 Esta puede ser una razón por la que la colocación en la rampa timpánica sea más uniforme con inserciones por ventana redonda o ventana redonda ampliada.1,4,5 Además de una colocación más uniforme, la inserción por ventana redonda está muy asociada con la ausencia de hidropesía y fibrosis del oído interno, en comparación con la cocleostomía.8

 

Guías de pared lateral vs. Guías perimodiolares

Sin embargo, el abordaje quirúrgico no es el único factor significativo en la desviación de la guía de electrodos. Varios estudios recientes han hallado que la desviación de la guía de electrodos es mucho más probable con guías de electrodos perimodiolares o de escala media.1,4,5,9

O’Connell et al. (2016) hallaron que, en comparación con las guías de pared lateral, las guías perimodiolares y las guías de escala media tenían muchas más probabilidades de ingresar en la rampa vestibular.5

  • Guías perimodiolares (n=106): 48,7% completamente en la rampa timpánica
  • Guías de escala media (n=14): 42,9% completamente en la rampa timpánica
  • Guía de pared lateral (en= 93): 95,7% completamente en la rampa timpánica

Fig. 1: Imágenes de tomografía computada reconstruidas de Wanna et al. (2014) que muestran la translocación de una guía de electrodos perimodiolar de la rampa timpánica a la rampa vestibular. La guía de electrodos perimodiolar cruza la membrana basilar y sale de la rampa timpánica (rojo) en la espira basal, y se desvía hacia la rampa vestibular (azul). Imagen utilizada con permiso de Wiley Publishers.

 

Colocación óptima de guía de electrodos

Considerando tanto el diseño de la guía como el abordaje quirúrgico, es razonable concluir que la guía ideal para la colocación en la rampa timpánica sería:

  • Una guía de electrodos de pared lateral flexible
  • Una guía optimizada para inserción por ventana redonda

Es posible conseguir inserciones uniformes en la rampa timpánica con la combinación de guías de pared lateral e inserción por ventana redonda.

Nordfalk et al. (2014) utilizaron guías de pared lateral flexibles MED-EL y un abordaje por ventana redonda. Tomografías computadas postoperatorias de 29 pacientes mostraron que las 29 guías se colocaron completamente dentro de la rampa timpánica.

Fig. 2: Guías de electrodos de pared lateral flexibles de MED-EL colocadas completamente dentro de la rampa timpánica, utilizando abordaje por ventana redonda. Imagen cortesía de Peter Erfurt y Prof. Dr. Thomas Lenarz, MHH Hannover, Alemania.

No siempre es posible evitar la desviación de la guía de electrodos, pero se pueden conseguir tasas de éxito significativamente mejores en la colocación en la rampa timpánica con la combinación de técnicas quirúrgicas blandas y guías de pared lateral.

Para sus pacientes, los resultados de audición son mucho mejores:

  • Mapeo de electrodos preciso 1,2
  • Comprensión del habla significativamente mejor 4,5
  • Potencial para mantener intacta la cóclea para futuras terapias

Al elegir las guías flexibles MED-EL y la inserción por ventana redonda, puede evitar con mayor éxito los riesgos asociados con la cocleostomía y las guías perimodiolares.

¿Le gustaría saber más sobre técnicas de inserción por ventana redonda y guías flexibles de MED-EL? Visite nuestra Biblioteca de videos quirúrgicos de MED-EL para casos de estudio quirúrgicos en alta definición con cirujanos expertos que demuestran sus técnicas.

Comments

comments

Publicaciones recomendadas